09

Trabaja Desde Casa y Sé la Madre más Eficiente de Todas

En caso de que se trate de trabajo remoto, o cualquiera que sea la circunstancia, trabajar desde casa tiene muchísimos beneficios, pero también distracciones. Sin embargo, hay formas para ser tan o más eficientes, como si se trabajase en la oficina de forma tradicional. Con estos consejos podrás ser más que eficiente en tu labor de madre y en tu trabajo.

Haz tu propia oficina en casa. Delimitar el espacio entre vida personal y vida laboral puede ser de gran ayuda para concentrarte en tus deberes del trabajo. Coloca un escritorio con tu computadora, una silla ergonómica y todo lo necesario para llevar a cabo tus tareas.

Levántate lista para todo. Establece tu rutina diaria para empezar el día con energía. Ponte vestimenta acorde a tu trabajo, prepárate tu café de siempre y mantente en contacto con tus compañeros o equipo de trabajo de manera constante. Todo esto te hará sentir que sí estas formando parte de una empresa y te mantendrá activa durante toda la jornada.

Cambia de ambiente. A veces puede causar sensación de encierro estar las 24 horas del día en casa. Cambia de vez en cuando y ve a tu cafetería favorita a trabajar. Esto te hará sentir libre, además, el cambio siempre es bueno.

Consigue una niñera. Aunque no es completamente necesario, ayuda extra nunca está de más. Para que tus hijos no se sientan solos y aburridos, una persona que se ocupe de ellos en ciertos momentos de tensión, es de muchísimo apoyo.

Ponte los audífonos. Conseguir la concentración que estás necesitando es complicado cuando estás en un entorno poco calmado. Una buena solución podría ser usar audífonos para escuchar tu música favorita, o esa que te relaje y te concentre en lo que estás haciendo.

Haz una lista. No dejes que se te pasen por alto tus deberes. Haz una lista con todos tus pendientes diarios y ponte como meta culminarlos todos antes de cierta hora.

Ve por aire fresco. Para evitar sensaciones de encierro y agobio, ve por una caminata diaria de 15 minutos. Es muy común que, por trabajar en casa, no te dé tiempo de tener un break de comida legítimo. Por ello, tómate este tiempo para caminar por tu colonia, por una plaza cercana, o para pasear a tu perro en caso de que lo tengas.

Haz una pequeña oficina para tu pequeño. Distrae a tu hijo(a) haciéndole una pequeña oficina cerca de ti. Es muy probable que quiera imitar tus conductas, así que, lo puedes mantener ocupado y entretenido mientras lo vigilas y trabajas.

Trabaja por bloques. Hazte un horario que se adapte a tus necesidades y cúmplelo al pie de la letra. Acompáñalo con tu lista de deberes pendientes y termina todo a tiempo y de forma eficiente.

Ten un plan. Planifica tus días para que todo salga como tienes en mente. Con la ayuda de tu lista de quehaceres y el horario, esto será pan comido. Establece tus prioridades y tus metas, y conquistarás esto de trabajar en casa y ser mamá al mismo tiempo mejor que nadie.

junio 5, 2017 Regresar