CH_108_BlogNotas_agosto1

Te decimos cómo planear almuerzos divertidos y saludables

 

Cuando se trata de cuidar a tus pequeños, sabemos que una de tus mayores preocupaciones es que se alimenten de forma adecuada. En casa, preparar platillos saludables para compartir con ellos es sencillo. Sin embargo, cuando se encuentran fuera o están en la escuela la situación es distinta. Por eso te sugerimos algunos tips, para que tus recetas se conviertan en las preferidas de tus niños en este regreso a clases. ¡Disfrútalos!

  • Hazlo divertido

 Sea cual sea el platillo que tengas en mente, juega con tu imaginación y preséntalo de forma divertida: una pequeña nave espacial, un animado oso y hasta un cohete de fruta son algunas opciones. ¿Falta de tiempo? Nada de eso. Planea las comidas de tus hijos, para que al menos tres veces a la semana les cocines platillos saludables con figuras coloridas.

 

  • Equilibra el almuerzo

 De acuerdo con los especialistas, un almuerzo completo debe incluir proteínas, carbohidratos, líquidos y grasas saludables. Esto amplía tus opciones: un poco de plátano con un toque de chocolate, ensalada de atún adornada acompañada lechuga picada o semillas en forma de ojitos son ejemplos de cómo podrías balancear tus platillos mientras lo haces divertido.

 

  • Juega con tus pequeños

 Habla con tus pequeños y anímalos a participar en la elaboración de tus platillos. De esta manera, despertarás su interés en la comida y dejarán de verlo como algo aburrido. Alimentarse se volverá para ellos en un momento que no sólo nutrirá su cuerpo, sino también su forma de apreciar el mundo. ¡Inténtalo!

 

Cada niño es un universo, es cierto. Y tú conoces mejor que nadie a tus pequeñitos. Sin embargo, la oportunidad para acercarte a ellos está presente a cada instante: en este caso, preparar su lunch escolar te ayudará a conocer mejor sus gustos, inquietudes y preferencias. Aprovéchalo a tu favor y explora esta faceta mientras cuidas su alimentación. ¡Te sorprenderás!

 

julio 31, 2019 Regresar