02

Salva al Planeta desde Casa

En estos momentos, el planeta necesita nuestra ayuda. Ser responsable con nuestro ambiente es más fácil de lo que crees y no necesitas grandes cantidades de dinero para lograrlo. Aquí te contamos como, desde casa, puedes hacer la diferencia y salvar al planeta tierra junto a los tuyos.

Empieza por sustituir los bombillos tradicionales por bombillas compactas fluorescentes, las cuales te ayudarán a contaminar muchísimo menos y podrás ahorrar hasta un 65% en tu recibo de electricidad y junto con esto, puedes aprovechar al máximo la hermosa luz del sol en el día, así que, ¡abre esas cortinas!

Por alguna razón mágica, usar alfombras en pisos de madera puede ahorrar entre 4% y 6% en los recibos de luz.

En esos días de frío, no enciendas la calefacción. Es mejor si haces una fiesta en casa con tus allegados, ya que cada persona puede generar la misma cantidad de calor que una calefacción de 100 vatios, y a la hora de dormir, abraza a tu perro, a tu gato o a tu pareja. No sólo sentirás calor, también el amor estará en el aire.

Mantener tu refrigerador en el sol hará que su motor trabaje más, lo que se traduce en mayor contaminación y mayor gasto de electricidad, así que, colócalo en la sombra, alejado de la pared para facilitar el flujo de aire y simplifica su trabajo. Igualmente, trata de no abrirlo tan seguido y por mucho tiempo y ¡decide bien lo que quieres!

Limpiar tu cocina con vinagre, no sólo es una gran opción para sustituir a los desinfectantes tradicionales, también contamina mucho menos y estarías usando una forma natural para matar gérmenes, bacterias y moho.

No uses aromatizantes químicos. En lugar de eso, adquiere aceites naturales con deliciosos olores que no vienen en aerosol ni son sintéticos.

¡Ten plantas! No sólo son una bonita compañía, también tienen beneficios increíbles para nuestro medio ambiente ya que puede mejorar la calidad del aire de nuestro hogar, purificándolo y haciéndolo muchísimo más saludable. Así que, adquiere muchas plantas, ponles nombres, cuídalas y dales muchísimo amor.

En tu baño hay muchas cosas que puedes hacer para salvar al planeta, por ejemplo, eliminar las goteras. Una de las cosas más dañinas es el desperdicio de agua, así que, repara todas las filtraciones, grietas y goteras que existan. También, puedes instalar una taza de flujo lento para desperdiciar menos cantidad de agua, y recuerda tomar deliciosos y cortos baños con agua fría preferiblemente. ¡La Tierra te lo agradecerá!

Abrir las ventanas del baño es una excelente opción para disminuir el exceso de humedad y moho sin usar químicos dañinos, tanto para ti como para el ambiente, y más si colocas una planta araña dentro de tu baño para purificar y limpiar el aire.

Algo que puede hacer una diferencia en el planeta y en tu recibo de electricidad es la secadora. Trata de guindar tu ropa para que se seque de forma natural, ya que aproximadamente de 2 a 3 kg de emisiones de carbón son generadas por cada hora de uso de la secadora, y aprovecha para lavar con agua fría usando detergente concentrado en vez de jabón en polvo. Tu ropa durará más y contaminarás muchísimo menos.

Todos estos consejos se sienten muy pequeños, pero sí pueden hacer la diferencia. Es momento de preocuparnos por nuestro único hogar y hacer algo por él. No nos limitemos a vivir una vida en la que no hacemos nada por nuestro planeta, hagamos un esfuerzo por cambiar, crecer y ser mejores seres humanos cada día.

junio 5, 2017 Regresar