papilla

¿Papillas Caseras o del Súper?

Sabemos que una de tus principales preocupaciones es darle lo mejor a tu bebé. Actualmente, se ha abierto un debate importante respecto a que las cosas artesanales o hechas en casa son mejores, sin embargo, con el ritmo de vida actual y el sin número de tareas que tenemos por delante, más de una vez te has planteado la posibilidad de comprar una papilla en el súper en lugar de hacerla en casa.

Preparar una papilla casera te ofrece la seguridad de saber exactamente qué ingredientes tiene y cuál es la calidad de los mismos. Otra ventaja es que te permite ahorrar dinero, pues con pocos vegetales puedes hacer muchas porciones.

A pesar de las ventajas que representa hacer papillas caseras, no siempre tendrás el tiempo disponible de hacerlo, esto no es tan malo, pues la comida para bebés que se vende en el súper también es una buena opción. Si este es tu caso, sólo debes tener en cuenta algunas recomendaciones que te ayudarán a seleccionar lo mejor para tu bebé.

Lo más importante es que leas cuidadosamente la etiqueta, asegúrate de que no contenga azúcar ni edulcorantes extras. El contenido calórico también es importante, pues entre más alto, significa que tiene más alimentos como materia prima y menos agua o rellenos. Otro punto que deberás considerar al momento de elegir la papilla de tu bebé es que no contenga conservadores y que sea baja en sodio.

Una vez que has seleccionado cuál es la mejor papilla para tu bebé, te recomendamos servirla en un plato aparte, pues si le das la papilla directo del frasco y no se la termina, deberás tirarla por cuestión de higiene. En cambio si la sirves de acuerdo a como tu bebé la vaya consumiendo, podrás guardar el sobrante en el frasco. Eso sí, hazlo en el refri y deshazte de cualquier sobra después de 48 horas.

Por último, recuerda que ya sea que decidas hacer las papillas en casa o comprarlas en el súper, debes consultar con el especialista antes de iniciar, él te aconsejará cuáles frutas y vegetales son recomendables en cada etapa.

diciembre 2, 2016

Regresar