04

Motiva a tus pequeños a hacer sus tareas

Tener hijos es una experiencia hermosa, pero muy desafiante. Tenemos en nuestras manos la tarea de formar personas independientes y que sepan salir adelante en la vida. Para ello, es necesario educarlos en la responsabilidad.

Pero naturalmente, los niños prefieren siempre jugar en lugar de hacer la tarea de la escuela o tender su cama. ¿Cómo motivarlos para que cumplan esas pequeñas labores indispensables para su educación?

Cuando un niño no siente ganas de hacer algo es por una de dos razones:

1.- No le ve el sentido o la importancia.

2.- No le proporciona ninguna recompensa, no le resulta agradable, sino árido.

Para resolver estos dos obstáculos, te damos los siguientes consejos.

1.- Dale una razón que sea válida para él por la que le pidas hacer cierta tarea. Los pequeños valoran mucho que les des una explicación, ya que sienten así que los tomas en cuenta.

2.- Procura que hacer esa tarea le traiga algo agradable, sin que esto signifique que le “pagues” por hacer su trabajo. Puede “ganar” un abrazo, un cuento o un aplauso.

3.- Dale el buen ejemplo. Que vea que tú también cumples con tu parte.

4.- Haz un buen ambiente a la hora de las tareas, sean domésticas o escolares. Conversen, cuenten chistes, pongan música, hagan voces o conviértanlo en un juego. Así, con el tiempo, asociará el trabajo con buenos momentos.

5.- No esperes perfección y reconoce todos sus logros. Recuerda que tu hijo está en proceso de aprendizaje.

6.- Dale las gracias y dile que su ayuda es muy valiosa para ti.

Si tu pequeño siente tu cariño y compañía mientras realiza labores que le cuestan trabajo, sentirá menos dificultad o aburrimiento. Si ve que reconoces su esfuerzo, le darán más ganas de demostrarte lo inteligente que es.

Finalmente: toma en cuenta que cada pequeño es diferente, y que lo que a uno le parece de lo más emocionante, a otro quizá no le interese. Aplica el conocimiento que tienes de la personalidad de tu pequeño para irlo llevando por el camino del aprendizaje y la responsabilidad, pero con mucha alegría.

febrero 12, 2019

Regresar