biberon

Mantén los Biberones de tu Bebé en Óptimo Estado

Seguramente te ha tocado que por más que talles los biberones o por muy limpios que luzcan, guardan un olor característico por la leche. Si ya has probado de todo, hasta hervirlos, y aun así el olor no desaparece, ¡no los tires! Mejor pon atención a los tips que tenemos para ti para eliminar de una vez por todas esos olores desagradables.

Ten en cuenta que es importante eliminar este tipo de olores en los biberones y tetinas, pues con frecuencia causan asco al bebé y terminará por rechazar su uso o no tomar la fórmula.

  1. Existen cepillos especialmente diseñados a la forma de los biberones, es muy importante que talles con estos la parte interna del biberón y asegurarte de eliminar cualquier residuo de leche que quede.
  2. Lávalos con agua caliente y jabón líquido para platos.
  3. Llena un recipiente con agua (lo suficientemente grande para introducir completamente los biberones y tetinas) y agrega el jugo de un limón y una cucharada de bicarbonato de sodio.
  4. Introduce lo biberones y tetinas hasta que se cubran completamente y déjalos remojando toda la noche.
  5. Al día siguiente, vuelve a lavarlos con jabón líquido para platos y deja que se sequen de manera habitual.

El mal olor tiene remedio, pero cuando notes que los biberones o tetinas empiezan a lucir muy blanqueados o amarillentos, es momento de reemplazarlos. Del mismo modo, si presentan astilladuras, rajaduras o si lucen hinchados, es momento de desecharlos de inmediato para no poner en riesgo la salud de tu bebé.

¿Conoces algún otro truco para quitar el mal olor a los biberones? ¡Compártelo con todas las mamás primerizas a través de nuestras redes sociales!

enero 20, 2017 Regresar