1

Cuidado de la piel para este verano

Por querer “vernos bien” muchas veces nos exponemos al sol de maneras indebidas. Como desconocemos el verdadero daño que le hacemos a nuestra piel, broncearnos se vuelve un hábito de vacaciones.

La exposición a los rayos UV es el causante principal del cáncer de piel y, a su vez, este tipo de cáncer es uno de los más prevenibles.

Mitos y verdades que debemos aclarar:

Mitos:
-Para verte y sentirte bien, te tienes que broncear.
-Solo los adultos mayores desarrollan cáncer de piel.
-Tener un buen color base protegerá tu piel del sol.
-Las camas de bronceado aportan una buena cantidad de vitamina D.

Verdades:
-Cada vez que te bronceas aumentas el riesgo de desarrollar melanoma.
-El bronceado es una señal de piel dañada.
-Las camas de bronceado son altamente dañinas y no aportan suficiente vitamina D.
-No hace falta ser mayor para que se manifieste cáncer de piel.

Aprovecha el verano para poner en marcha buenas prácticas que cuidarán tu piel de la manera adecuada:

-Usa protectores UVB y UVA. El primero te protege de las quemaduras y el segundo, del envejecimiento de la piel.
-Reaplica el protector solar cada 80 minutos, sobre todo si tienes contacto continuo con el agua.
-Aunque el día esté nublado, debes aplicarte protector solar ya que el 80% de los rayos UV atraviesan las nubes.
-Para lograr una verdadera protección, debes aplicar 30 ml de protector solar (aproximadamente un vaso de shot) en todo el cuerpo.

En estas vacaciones, enfócate en divertirte con tus seres queridos, pero sin olvidar protegerlos del sol, sobre todo si se trata de niños. Recuerda que sus pieles son mucho más sensibles que las nuestras. Ahora, ¡a disfrutar!

agosto 1, 2018 Regresar