7

¿Correr o Caminar?

Si buscas empezar a hacer ejercicio y no sabes cuál es la mejor opción para ti, o si simplemente no terminas de decidir cuál método te gusta más, te contamos las diferencias que aportan estas populares actividades físicas:

Al correr:
-Se liberan muchas más endorfinas.
-Todos los músculos trabajan.
-Se aumenta la capacidad aeróbica y muscular.
-Se mejora el sistema cardiovascular.
-Se tiene una motivación para cumplir metas.
-Se consume el doble de energía que caminando.
-Se está más propenso a lesiones.
-Se reduce el riesgo de hipertensión, colesterol alto y/o enfermedades coronarias.

Al caminar:
-Es ideal para personas que recién comienzan a hacer ejercicio o que presentan sobrepeso.
-Se reduce el riesgo de padecer de hipertensión, colesterol elevado, diabetes y/o enfermedades coronarias.
-Se pueden quemar las mismas calorías que al correr, si se camina con un paso acelerado.
-Se pueden usar mancuernas para aumentar la dificultad.
-Hay menos posibilidades de lesionarse.
-Se liberan endorfinas.

Ahora que ya conoces los beneficios y diferencias de cada actividad física, te toca decidir cuál te gusta más y comenzar a quemar las calorías. Nacemos para estar en movimiento, y si permanecemos todo el día sentados trabajando sin mover el cuerpo y realizar algún esfuerzo, tarde o temprano empezaremos a padecer de enfermedades y demás. Así que, ¡a moverse!

junio 26, 2018 Regresar