verduras

Tips para que tus Vegetales se Conserven por más Tiempo

Si eres de los que va al súper una vez por mes, alguna vez te ha pasado que las verduras se descomponen antes de que puedas utilizarlas. Para ello, comprar vegetales congelados podría ser una excelente opción, pero si prefieres seguir consumiendo productos frescos, toma en cuenta un par de trucos para conservar al máximo la vida de tus vegetales.

 

Lechuga, espinacas, acelgas y otras hortalizas

Lo ideal es guardarlas en un recipiente o bolsa dentro del cajón para vegetales del refri; el truco es evitar la humedad, de manera que si metes un par de servilletas de papel en el contenedor, las hojas se mantendrán bien por más tiempo. También es importante que no las laves hasta que vayas a comerlas.

Apio

Esta hortaliza es muy delicada, así que si no la cuidas, perderá su sabor y elasticidad. Para conservarla en buen estado, separa cada uno de los tallos, lávalos y sécalos muy bien, después envuélvela en papel aluminio y ponla en el cajón del refri. Nunca la dejes dentro de bolsas de plástico, ya que retiene humedad y se echa a perder.

Cebollas y ajos

Normalmente, tienen un tiempo de vida muy largo, pero si quieres prolongarlo aún más, envuelve ajos y cebollas en unas medias de nylon haciendo un nudo entre cada uno y déjalos en un lugar seco, de esta forma duran hasta 8 meses.

 

Champiñones

Para que tus hongos se mantengan frescos y firmes, ponlos en una bolsa de papel dentro del refrigerador. De esta manera, evitarás que la humedad se concentre y el moho crezca. Para limpiarlos sólo debes pasar un trapo, aunque es mejor no hacerlo a menos que vayas a utilizarlos.

Papas

La papa tiene un buen tiempo de vida útil, lo único que debes hacer para conservarla es evitar su exposición a la humedad y el frío, pues esto altera su composición, por lo tanto su sabor y textura. Por ello lo más recomendable es guardarlas en la alacena, o en cualquier lugar fresco y seco.

Pepinos

Para prolongar su tiempo de vida al máximo, lo más recomendable es envolverlos con servilletas o toallas de papel húmedas y llevarlos al refrigerador. Trata de no ponerlos junto a las frutas o verduras que necesitan estar libres de humedad para que estas no se echen a perder.

Vale la pena que te tomes un par de minutos para guardar tus vegetales de manera correcta, porque a la larga esto se va a traducir en un ahorro considerable para tu bolsillo. ¿Conoces algún otro truco? ¡Compártelo con nosotros!

diciembre 2, 2016 Regresar