1

Si Siembras Estos Alimentos, ¡Crecerán!

Si eres de las personas a las que les gusta cuidar y ver crecer plantas, te contamos de distintas alternativas para sembrar. Ver su crecimiento te encantará, y saber que provienen de alimentos que pudiste haber desechado, te dará otro punto de vista. No será la tarea más fácil, pero aquí te contamos cómo hacerlo de la mejor manera.

Cebollín, limones, hinojo y cebolla de primavera: Llena un pequeño envase de vidrio y sumerge sólo las raíces, sin embargo, no en su totalidad. Cambia el agua diariamente. En 3 0 5 días, empezará el crecimiento. Retira las raíces del agua y coséchalas en la tierra para que crezcan, y una vez que hayan alcanzado 25 cm, poda las plantas.

Apio, Lechuga romana y col: Sumerge la verdura en agua pero no completamente, la superficie debe quedar fuera del agua y déjala al sol. Rocíale agua 2 veces a la semana y cámbiale el agua cada dos días. Las hojas florecerán aproximadamente en una semana. Cámbiala a la tierra dejando fuera las hojas, y en 5 meses ya habrá crecido completamente.

Jengibre: Coloca en agua un pedazo de jengibre, debe estar completamente sumergido durante sólo una noche. Al día siguiente, cámbialo a la tierra y échale agua constantemente hasta que empiecen a aparecer sus brotes. Mantenla siempre llevando luz del sol, pero no directamente. Poda sus hojas ocasionalmente y, a los 5 meses ya habrá crecido por completo.

Champiñones: Usa una mezcla de abono y tierra y llena la maceta con esto. Planta un champiñón de tal manera que solo un poquito de su superficie se asome en la tierra, sólo recuerda despellejarlo. Debe llevar sol, pero no de forma directa y en las noches, la debes mantener en un ambiente fresco. Rápidamente, verás crecer los ajos.

Ajo: Siembra el diente de ajo en la tierra, de manera tal que el lado más angosto quede asomado y mantén la tierra hidratada. Déjalo expuesto al sol en una ventana y poco a poco empezará a salir su planta.

Papas: Corta la papa en tres pedazos y ábrele un par de huequitos a cada pedazo por los lados. Haz un pequeño huerto de 8 pulgadas de profundidad, y coloca las papas justo en el fondo y con una separación entre ellas de 12 pulgadas. Añade tierra paulatinamente hasta que la plata alcance unos 12 cm de altura. Siempre deben recibir la luz del sol de forma directa.

Piña: Corta la parte superior de la piña de manera que te quede el racimo de hojas con un pedazo de la fruta y colócalo en agua durante 2 semanas para formar las raíces. Siembra en una maceta y déjala al sol. Empezará a crecer al principio del segundo mes.

noviembre 13, 2017 Regresar