1

Realiza el Chequeo Perfecto

Alarga la vida de tu auto realizando estos simples chequeos constantemente. Muchas veces, por descuido o falta de atención, nuestro auto empieza a presentar fallas que se pudieron haber evitado solo con estar pendientes. A continuación, te dejamos una lista para que estés pendiente de tu auto y evitar fallas:

1. Batería: Checa la batería con yendo a un mecánico especializado o con un probador de baterías de coche.
2. Dirección Asistida: checa cada cuándo debes cambiar el aceite y asegúrate de que no tenga fuga.
3. Frenos: Dile a tu mecánico que haga un chequeo urgente si se sienten “esponjosos” o flojos, o si la suspensión/dirección suena mucho.
4. Aceite de Motor: Chécalo regularmente, especialmente antes de largos viajes o trayectos. El nivel de aceite debería estar entre las dos líneas de la varilla de graduación.
5. Agua y Refrigerante: Estar al pendiente evitará que se sobrecaliente o se congele el radiador. El nivel de agua debería estar entre las marcas de máximo y mínimo en el tanque de agua. Para evitar daños, solo abre el tapón del radiador cuando el motor esté completamente frio.
6. Presión en las Llantas: Haz este chequeo semanalmente, aquí te contamos cómo leer a tus llantas. Observa regularmente las llantas y busca objetos clavados u hoyos. Una mala alineación, aumentará el daño en las llantas, y estas son algunas señales:
-Vibración en el volante.
-Feos sonidos al hacer giros en esquinas.
7. Parabrisas: pequeñas grietas en el vidrio pueden hacerse más grandes, así que intenta sustituir el parabrisas lo antes posibles. Checa los limpiaparabrisas con regularidad y remplázalos cuando sea necesario.

Luces de Advertencia

En el tablero de tu auto, se encenderán unas luces específicas que te avisarán el problema que está presentando. Estas son algunas de ellas:

11

1

234

5

6

 

enero 22, 2018 Regresar