3

Limpia tus Zapatos Correctamente

A veces, se nos hace muy incómodo cuando nuestros zapatos están sucios, y si aunado a esto, presentan mal olor, nos podemos sentir peor. Las soluciones a estos problemas son bastante sencillas y te las presentamos a continuación:

Tenis: para limpiar manchas específicas en este tipo de calzado, sólo debes tomar un cepillo de dientes viejo con un poco de pasta dental y frotar en la mancha. Para limpiar el zapato completo, debes frotarlo usando una mezcla hecha de vinagre y bicarbonato, y luego remueves todo con abundante agua.

Tacones: Limpia una mancha en específico colocando polvo de tiza en el lugar y quítalo luego de 10 minutos. Para limpiar completamente, colócalos en vapor durante unos minutos y déjalos secar al aire libre.

Chanclas y Crocs: Diluye detergente para ropa en polvo o líquido en agua y déjalas remojar, y de vez en cuando, restriega un poco con un poco más de jabón. Usa bicarbonato para frotar en manchas más profundas.

Flats y Botas: Los calzados hechos de tela, pueden ponerse a remojar en agua jabonosa con limón y luego lavarlos. Los zapatos de gamuza se pueden limpiar en áreas manchadas específicas usando una pasta hecha de vinagre y bicarbonato.

Calzado Ocasional: Cuando se trate de zapatos muy elegantes y delicados, lo mejor es ayuda profesional, sin embargo, en casos de emergencia puedes usar jabón de castilla y un poco de limón para limpiar manchas, y en caso de ser manchas de grasa, lo mejor es tiza en polvo.

Ahora, para deshacerte de malos olores, sigue estas geniales recomendaciones:

-Usa pasta de dientes. Este producto esencial de la higiene bucal no sólo limpia dientes, también puede eliminar fácilmente malos olores.

-Coloca tus zapatos dentro de una bolsa hermética e introdúcelos en la heladera durante 2 o 3 horas. Luego de retirarlos, colócalos a secar al aire libre.

-Haz una mezcla de bicarbonato, polvo para hornear y maicena usando la misma cantidad de cada producto, colócala dentro de un calcetín de algodón e introdúcelo en el zapato durante toda la noche.

-Frota alcohol con una bolita de algodón y limpia la parte interna, deja que esta sustancia actúe, y sorpréndete con el resultado.

-Llena cada zapato con agua hirviendo y añade una pequeña cantidad de cloro durante 15 minutos. Remueve la mezcla de los zapatos con agua abundante. Enjuaga bien.

-Échale una taza de vinagre a cada zapato, déjalo actuar por unos minutos (sabrás que está funcionando porque comenzará a burbujear), y remuévelo después de unos 15 minutos con mucha agua.

-Coloca tu esencia favorita en aceite durante un par de horas.

octubre 3, 2017 Regresar