quesos

Guía Rápida para Maridar Quesos

Ya sea como botana o acompañando algún alimento como pasta o pan, el queso es imprescindible en cualquier comida o cena. Sus interminables clases, estilos y sabores son el resultado del uso de distintas especies de bacterias y mohos, niveles de nata en la leche, variaciones en el tiempo de curación y otras diferencias en el proceso de elaboración. Para su precisa degustación, es importante seleccionar el vino adecuado, así crearás una experiencia agradable en tu paladar.

Quesos frescos

Dentro de estos están el mozarella, ricota o cotagge. En esta categoría entran todos los quesos con aroma agrio y textura untuosa. Para estas variedades, te recomendamos vinos afrutados y jóvenes, ya sean blancos o rosados.

Queso Gouda

Su compañero ideal siempre será un Sauvignon Blanc, o bien un Merlot o Malbec, sólo asegúrate de que sean jóvenes.

Queso Brie

Este queso blanco y enmohecido con cáscara blanca es perfecto para acompañar con Shiraz, Cabernet o Malbec, en general, va bien con vinos genéricos de buen cuerpo.

Queso Camembert 

Se trata de un queso de corteza blanda con pelusa de hongo, lo ideal es acompañarlo con tintos jóvenes: Tempranillo, Malbec, Pinot o Merlot. Si deseas maridarlo con un blanco, el Chardonnay es el indicado.

Queso Cheddar

Realza el sabor de este queso en compañía de tintos jóvenes como el Malbec, Pinot Noir o Merlot.

Queso de cabra

Este queso, que se ha convertido ya en un clásico de ensaladas y otros platillos, es ideal para comerlo junto a vinos rosados como el Chardonnay, Sauvignon Blanc y Blanc de Noir. Si prefieres hacerlo con un tinto, el Cabernet es tu mejor opción.

Queso Fontina

Su cáscara marrón es característica: es un queso muy maduro, por lo que los expertos aconsejan acompañarlo con un Cabernet Sauvignon o Malbec; en general, marida perfecto con vinos italianos de buen cuerpo.

Queso Roquefort

Este queso azul de leche de cabra tiene un sabor muy particular, así que procura conseguirle un acompañante ideal. En este caso, te sugerimos hacerlo con tintos de crianza y guarda tales como Cabernet, Shiraz y Malbec.

Si bien el gusto se rompe en géneros y las reglas de maridaje no tienen la misma rigidez que en el pasado, esta es una manera sencilla de iniciarte. ¿Conoces otras combinaciones? ¡Compártelas con nosotros!

enero 10, 2017

Regresar